domingo, octubre 31, 2004

Samhain

Esta es la noche.
Un nuevo año comienza, y los comienzos suelen ser oscuros.
El mundo de los vivos y el de los muertos se acarician, se entremezclan.
Presta atención a los susurros del otro lado. No malgastes tu vida. Haz que cada día cuente.
Tu victoria es ser recordado por los que nunca te conocieron. ¿Quién llorará a los mediocres?
Vive con pasión y muere con alegría, esa es la única verdad.

Que tengáis una noche de paz.

sábado, octubre 23, 2004

Entre la espada y la pared

Estoy en una situación comprometida en ocasiones: entre dos ejércitos enfrentados, entre dos caminos que se bifurcan, entre el cazador y su presa.
Muchas veces me gustaría no tener esa responsabilidad. Seguir la vida de la gente sencilla, sin preocupaciones.
Preocuparse sólo de la hipoteca, del trabajo y de los niños. Pero en cierto modo, no sería yo. Sería solo un autómata, que sigue los patrones de una vida programada hace ya años por la sociedad en que vive: has de tener trabajo, de labrarte un futuro; has de tener casa, coche y perro; casarte, y por la iglesia; jubilarte a los 65 y morir algunos años después.

Y no es mal plan, para quienes no deseen pasar por uno de los trances más difíciles que existen: decidir por dónde quieres llevar tu vida. Es cómodo seguir ese esquema y no buscar alternativas, porque la alternativa implica hacerse una de las preguntas para la que el ser humano lleva más tiempo intentando encontrar una respuesta: ¿porqué estamos aquí? ¿Cual es el motivo de nuestra existencia?

Pues aunque perdido y asustado, mientras busco mi respuesta, prefiero estar en el campo de batalla.

jueves, octubre 21, 2004

Un dia intenso

Hoy he tenido la oportunidad de cruzarme con mucha gente.
A algunos los veo a menudo, a otros casi nunca, pero como si me leyeran el pensamiento y actuaran como uno solo, entre todos me han hecho ver que les aporto algo. Un pequeño grano de arena de su felicidad, de sus miedos, de sus deseos...
A todos ellos, por hacerme sentir un poco más importante cuando lo necesitaba, gracias.

martes, octubre 19, 2004

¿Por que?

Estaba preguntándome cuál había sido mi verdadero motivo para crear esta bitácora.

Entre otras cosas, me supone un reto personal. Llevo muchos años pensando en mí mismo como alguien carente de voluntad. O peor aún, con la voluntad que da la pasión inicial por algo, y que da paso luego a la dejadez más absoluta.

Esto harto de comenzar decenas de proyectos y no acabarlos nunca y estoy harto de ni siquiera comenzar otros cientos por saber de antemano cual será su destino.

Qué fácil es dejar pasar los días, luego los meses y los años, y cuando te das cuenta y echas la vista atrás ves como han pasado los años y no has hecho NADA.

Comienza la aventura

Al fin me he decidido.
No sé donde me llevará esta nueva aventura.
Ni siquiera sé si servirá de algo, si lo leerá alguien, pero me da igual.
Al fin al cabo, la vida es así: uno pasa por ella, esperando poder ofrecer algo a los demás, mejorar sus vidas y medrar con ellos.
El juzgar si lo logro o no, no me corresponderá a mi...